viernes, 7 de abril de 2017

SIERRA VAQUERA (JERRE-HERMANILLAS-ANGOSTURAS DEL GUADALETE) (CORIPE) 02 ABR 2017

Coripe es un municipio situado en la Sierra Sur de la provincia de Sevilla y forma parte de un paisaje natural de gran belleza. Arropado entre olivares de montaña y bosques naturales el sendero se ubica entre una abundante variedad arbórea.
Este sendero se inicia en la carretera A-8126 en dirección a Coripe, en las cercanías del Cortijo del Castaño, a través del monte público del Jerre nos dirigiremos a Sierra Vaquera, lugar por dónde se desarrolla el camino. Llegados al Puerto del Acebuche y en primer lugar tomaremos una pista que nos llevará al Arroyo de las Hermanillas para continuar hacia la angostura del Guadalete en la zona de Los Muertos. Llegados a este punto y después de acercarnos todo lo posible al cortado rocoso por dónde discurre el río, nos incorporaremos nuevamente a una pista forestal que nos devolverá al Puerto del Acebuche por la vertiente norte de Sierra Vaquera y regreso al punto de salida por el mismo camino.

Tiempo: 5 horas 42 minutos.
Distancia: 13,02 kilómetros.
Dificultad: Moderado-fácil.
Dejamos el coche en: 36º56.695'N - 5º25.279'W

Podéis descargaros el track clicando en la siguiente imagen:
https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=17066249

Dejamos el coche justo al inicio de la cancela que nos abre paso al sendero, en la carretera A-8126 en dirección a Coripe desde Algodonales. Para el que se quiera evitar cinco kilómetros, señalar que es posible dejar el coche en el Puerto del Acebuche, entrando por dónde señala la flecha.

No hemos entrado en calor y llegamos a una balsa artificial de retención de aguas, aunque unos metros antes nos desviaremos a la derecha para ver la fuente El Pilar. WP BALSA.

Junto al pozo, encontraremos un abrevadero, equipamientos típicos de zonas con una marcada sequía estival, y dónde la búsqueda de manantiales y captaciones de agua era una práctica habitual. WP FUENTE EL PILAR.

Retornamos a la pista que nos conduce al Puerto del Acebuche rodeados de una arboleda variada en la que destacan, acebuches, algarrobos, espinos albares y algún que otro eucalipto.

Andamos programando mentalmente el recorrido y nos cruzamos con la gran y agradable sorpresa del día, un grupo de senderistas comandados por el "alma mater" del blog de los Trotones de Arcos, todo un referente para los aficionados nóveles como nosotros,  una persona cordial y afable con la que sería fácil pasar horas y horas de charla, una enciclopedia andante  del mundo senderista con la que intercambiamos un rato de charla aunque me hubiese gustado que fuese más, pero nuestras respectivas rutas de vuelta encontrada nos lo impide. Desde aquí un fuerte abrazo, amigo.

A nuestra derecha encontramos la fuente del Jaral, de la que sólo vemos un pozo.

Miramos por encima de ella y vemos que tiene un nombre más que justificado, toda una loma del monte repleta de jaras en plena floración.

A nuestra izquierda vemos la Sierra de Líjar, la del Pinar al centro y los Cerro El Juncal y Las Rozas.

 Y a nuestra derecha el Rancho de las Majadillas.

Un cartel nos indica la dirección hacia Sierra Vaquera, monte perteneciente a la provincia de Cádiz y cuya máxima altura son los 482 metros.

Hemos cambiado un poco el ángulo y ahora, además del Mogote (Sierra de Líjar), vemos el pico San Cristóbal en la Sierra del Pinar y una pequeña porción de la Sierra del Endrinal.



















 Arriba derecha lo que creo es la Sierra de Montellano.

Un paso canadiense nos abre camino hacia el monte Sierra Vaquera.


Y rápidamente llegamos al Puerto del Acebuche. Este será el punto de confluencia de la parte común del sendero. En negro el camino de ida. WP PTO ACEBUCHE.

Allí mismo bajo unos árboles vemos un lugar fantástico para reponer fuerzas.

Al fondo la Sierra de Zafalgar. Y en primer plano al centro de la imagen, un monte que parece tener marcado una N gigantesca, se trata del Cerro del Cincho, a sus pies discurre el Guadalete y justo debajo de la "letra", un gran bujeo, se trata del Huerto del Morisco, lugar a dónde nos dirigimos. A la izquierda una porción del Cerro del Morisco.

Llegamos a un tramo magnificamente conservado y preparado, a su margen una hilera de ordenados pinos nos ofrece una sombra que a estas horas del día, se agradece. El termómetro marca 25 grados, demasiado para andar pero es lo que hay.

Con un poco de zoom vemos mejor el Huerto del Morisco, el Valle del Guadalete y como telón de fondo, las sierras del Pinar y Zafalgar y justo debajo, Los Juncales. La zona del Huerto del Morisco es hacia dónde nos dirigimos, allí el arroyo de las Hermanillas desemboca en el Guadalete.

En el centro de la toma, la auténtica protagonista de la entrada, una de las Angosturas del Guadalete, por encima de ella la Sierra de la Espuela.

Caminamos en claro descenso y cada vez más cerca del Cerro del Cincho. Entre éste y el Cerro de Las Rozas podemos ver nuevamente, las Sierras del Pinar y Zafalgar y bajo ellas, la zona de Los Juncales.

La pista se bifurca, nosotros vamos en dirección al Huerto del Morisco, lugar dónde el arroyo de las Hermanillas dona sus aguas al Guadalete. Giramos a la izquierda. WP PUERTA.

Y seguimos bajando por la sombreada pista y sus ordenados pinos.

La Angostura cada vez más cerca. Intentaremos llegar a esa piedra que marco, y cuándo digo esa piedra, es exactamente eso. Pero primeno nos toca visitar el Arroyo de Las Hermanillas.

Podríamos intentar llegar a través del carril de la izquierda y volver por el otro, pero sabemos de buena tinta que está cortado, pudiera ser que el camino se haya perdido por culpa de algunas intensas lluvias, sea como fuere, nos vamos directamente por el de la derecha.

El Huerto del Morisco cada vez más cerca, desde aquí se aprecia claramente una porción del Guadalete.

Y la N del Cincho que ahora parece una V invertida.

Del Arroyo de Las Hermanillas hay poco que contar, poca agua y mucha maleza.

A pie de la gran N, que ya no parece nada.

El el gran bujeo del Huerto del Morisco. Aún se conservan restos de algunas corraletas y lo que fue la casa. WP HUERTO DEL MORISCO.

Y el Guadalete que en este tramo discurre tranquilo. WP RIO.


No nos demoramos demasiado, el recorrido previsto es largo y el calor empieza a molestar. Volvemos sobre nuestros pasos hasta llegar a una pequeña vereda que encontraremos a nuestra izquierda. WP  DESVÍO.

Empezamos a temernos lo peor, este tipo de caminos ya lo hemos visto por las cercanías del Guadalete, así que nos mentalizamos a que en cualquier momento se pierda y tengamos que ir apartando ramaje, afortunadamente no es así, el camino es estrecho pero está claro.

Y la angostura cada vez más cerca.

Con algún que otro arañon conseguimos llegar hasta justo el borde del cortado, desgraciadamente el matorral es abundante y no tendremos las vistas que había imaginado. Aún así, aquello impresiona. WP ANGOSTURA74.



El acercamiento a la angostura la hicimos paralelos a una alambrada y la vuelta igual, volvemos sobre nuestros pasos para continuar la vereda pero nos encontramos con otra sorpresa desagradable del día. La alambrada corta el camino y muestra signos evidentes de reforzamiento en el lugar por dónde deberíamos cruzarla. Es evidente que a quién reforzó el alambre no le agrada que se pase por aquí. A nosotros no nos gusta violentar ningún paso ni alambradas ni otras propiedades, así que una vez comprobada la imposibilidad de seguir el camino previsto, recálculamos el trayecto y decidimos subir monte a través en busca de la pista que nos trajo hasta aquí. Estamos en la zona conocida como Los Muertos, pues eso, mecaguentosusmuelas..... no podremos llegar al Arroyo de los Tiradores. 💀

A media subida vemos una pequeña porción de camino que es por dónde tendríamos que haber conectado con la Vía Verde.

Por allí lejos queda el Área Recreativa de La Toleta y la Junta de los Ríos, lugar dónde se unen el Guadalete y el Guadalporcún.

Tras pasar nuevamente por el WP PUERTA, continuamos a la derecha y vamos en busca de la vertiente norte de Sierra Vaquera, lugar por dónde regresaremos al Puerto del Acebuche. Continuamos en claro pero cómodo ascenso.

Desde aquí tenemos una primera visual del Peñón de Zaframagón, Se trata de un macizo dolomítico jurásico de unos 584 metros, entre los términos municipales de Coripe y Olvera.







A poniente, las sierras de la Nava, Lapa y Mota.

También divisaremos el Viaducto de Gillete. Es el de mayor altitud, dentro del entorno coripeño, con unas vistas impresionantes y bellísimas del fascinante paisaje que lo rodea.

Al noroeste divisamos el Castillo de Cote, en la sevillana Sierra de Montellano muy cercana a la Sierra de San Pablo.

Al este, nuevamente el Peñón de Zaframagón, en el que destaca la Garganta del Estrechón, horadada durante milenios por el río Guadalporcún y dónde anida una de las mayores colonias de buitre leonado en Andalucía. El Cerro del Mojón (563 mts) y su torre de vigilancia. Al lateral izquierdo y si nos fijamos bien, podremos ver la Ermita de Fátima, dónde se trasladan los coripeños el segundo domingo de mayo para acompañar en romería el traslado de la Virgen hasta el Chaparro de la Vega.

Al final y debido al contratiempo de la alambrada que nos impidió llegar hasta el arroyo de los Tiradores, pudimos comer en el Puerto del Acebuche y su tentadora mesa a la sombra. Ya sólo nos queda volver al coche desde dónde damos un último vistazo a esta preciosidad llamada Coripe, percatándonos que en la ladera norte del Cerro del Castillo se encuentra su nombre escrito.

Y ya sabéis, búscanos dónde haya un sendero, una montaña, un árbol, dónde un humilde musgo espere paciente el deshielo, búscanos dónde el buitre leonado se siente invencible o dónde la pequeña Langeii desparrame su perfume, búscanos y si nos encuentras, será un placer saludaros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita.