jueves, 27 de abril de 2017

EL PINSAPO DE LA ESCALERETA (PARAUTA) 18 ABR 2017

El Pinsapo de la Escalereta es el abeto (Abies pinsapo) más grande de toda la Serranía de Ronda, se encuentra ubicado en pleno Parque Natural de la Sierra de las Nieves dentro del término municipal de Parauta (Málaga). Tiene unas medidas aproximadas de 26 metros de altura por 5 metros de diámetro de perímetro de tronco, llegando a alcanzar los 9 metros en su zona de contacto con el suelo. Se le calcula una edad entre los 350 a 550 años. Está declarado Monumento Natural de Andalucía desde 2001.
Esta fue una ruta improvisada y las fotos las tomé con el móvil,  por lo que son de poca calidad, pero peor sería no tener ninguna.


Tiempo: 2 horas 4 minutos.
Distancia: 6,75 kilómetros.
Dificultad: Fácil.
Dejamos el coche en: 36º40.513'N - 5º03.165'W

Podéis descargaros el track clicando en la siguiente imagen:
https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=17446951

Al lugar de inicio se accede a través de la carretera A-397 (Carretera de Ronda a San Pedro de Alcántara) tomando la salida hacia el Camino de Quejigales, pasamos el Área Recreativa Las Conejeras y por el Cortijo de la Nava de San Luis, a unos ocho kilómetros y justo a pie de camino nos encontramos este cartel indicativo.

Pues justo ahí aparcamos el coche.

Aunque el cartel marca que a unos 2,4 kilómetros está el "monumento natural", eso no es cierto, a esa distancia está el aparcamiento oficial de inicio del sendero, pasa que desde allí al pinsapo es un kilómetro escaso y como nos apetece estirar un poco las piernas, pues comenzamos aquí.

Prácticamente todo el camino de ida será en bajada. Este tramo es conocido como Camino de Parauta a Tolox.
La Reserva de la Biosfera de la Sierra de las Nieves comprende los términos municipales de: Alozaina, Casarabonela, El Burgo, Guaro, Istán, parte de Ronda, Ojén, Tolox, Xunquera y Parauta, término por dónde caminamos.

A la derecha podemos ver el Cerro Alcojada (1498 mts) con su característica forma cónica y cubierto parcialmente de pinsapos.  Bajo él vemos la Nava de San Luis y el cortijo que lleva su nombre.

Se nota que hace tiempo que no llueve y todo está reseco, pero esto no ha impedido la brotación de la rosa silvestre (Paeonia broteroi), un endemismo ibérico.

A nuestra izquierda vemos el Cerro Alcazaba (1.699 mts), y mas a la derecha la vertiente sur de La Torrecilla (1.919 mts), techo de la provincia de Málaga, que D.m, intentaremos subir mañana 19 de abril.



Este es un sendero corto por eso creo que quién lo preparó quiso dar pistas falsas para poner un poco de emoción al momento. Otro cartel engañoso, nos indica que el pinsapo está a 500 metros girando a la derecha, totalmente erróneo, hay que seguir las pista hacia adelante, algunas almas caritativas han intentado tunear el cartel para corregir la equivocación.

Otra bonita sorpresa, en unos de los laterales de la pista nos encontramos una generosa colonia de la orquídea gigante, los que nos quedamos anclados en los nombres antiguos la conocíamos como Barlia robertiana, pues como en tantos casos, esta maravilla de la naturaleza ya no se llama así, ahora es Himantoglossum robertianum.

Hemos llegado al Llano de la Laguna, reconocible por el parking existente, lugar ideal para que los más negados comiencen la ruta.

En el centro de este aparcamiento existe un ejemplar de pinsapo que le da un toque agradable a la triste y despoblada explanada.

En nuestro caminar podremos observar infinidad de jóvenes pinsapos y bastantes pinos negros. así como un variado sotobosque, compuesto principalmente por jaras, enebros, mejoranas, matagallos, y una gran cantidad de helechos, musgos y líquines pegados a los troncos de los árboles,


Otro cartel informativo nos indica que nos tenemos que salir de la pista a nuestra izquierda y que el pinsapo está cerca, en esta ocasión es verdad, el cartel está bien situado.

En esta zona el terreno está más cubierto de vegetación, predominando de forma clara el rey de la Sierra de las Nieves. Los pinsapos son árboles de la familia de los abetos, cuya existencia se remonta a más de 20 millones de años, una época en la que el clima era much más frío y húmedo. Estas especiales condiciones climáticas aún podemos encontrarlas en determinados puntos del sur de España, lo que ha permitido la supervivencia de algunos bosques de esta especie.

Recibe el nombre de "la Escalereta" por la curiosa estratificación del terreno, de forma escalonada, en las que están dispuestas las lajas de rocas calizas de la zona.


Nos llevamos una desagradable sorpresa, a este increible ejemplar le queda poco tiempo de vida, prácticamente el 70% de sus ramas están muertas y sólo vemos verde en tres ramas de una de sus principales.

Entre 350 y 550 años sobreviviendo a talas e incendios, pero su punto final se presume cercano, desconozco si se trata de una enfermedad o simplemente que ha llegado al final de su ciclo vital, pero más pronto que tarde este ejemplar sólo pervivirá en nuestro recuerdo.

Su tronco tiene un perímetro de 5 metros.
  
 Que alcanza los 9 en su base.

De lejos no parece tanto, pero desde abajo se puede apreciar la majestuosidad del ejemplar.

Para la vuelta, continuamos la pequeña vereda que nos trajo hasta aquí, la cual irá girando a la derecha hasta conectar con la pista forestal que nos devolverá al punto de salida, por el mismo itinerario.


Y ya sabéis, búscanos dónde haya un sendero, una montaña, un árbol, dónde un humilde musgo espere paciente el deshielo, búscanos dónde el buitre leonado se siente invencible o dónde la pequeña Langeii desparrame su perfume, búscanos y si nos encuentras, será un placer saludaros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita.