viernes, 8 de mayo de 2015

GARGANTA DE LA PULGA - LAGUNA DE LA GREERA (CORTES DE LA FRONTERA) 4 DE MAYO 2015

La Garganta de la Pulga situada en el término municipal de Cortes de la Frontera (Málaga) en plena Serranía de Ronda, atraviesa un impresionante alcornocal con ejemplares centenarios, encinas y quejigos. En este recorrido, además del arroyo de la Pulga podremos ver la laguna de la Greera, una laguna estacional de carácter pluvial y un mirador de aves carroñeras (buitres leonados, negros, alimoches, etc) dónde un comedero "ex-profeso" puede en determinadas horas permitirnos verlas comer.
Iremos alternando bosque y herriza en todo el recorrido, con alguna zona aislada de bujeo.
El alto más importante en el camino lo haremos en la lagura de la Greera que por referencias sabemos que aún tiene un considerable volumen de agua.
Si lo hacemos en un día húmedo podremos disfrutar de ese aspecto casi fantasmal que tanto caracteriza a las gargantas del Parque Natural de los Alcornocales ya que en estas fechas empieza a secarse el terreno perdiendo parte de su encanto. Debido a ser limitrofe con el de Grazalema hará que por momentos estemos en uno y al rato circulemos por el otro.
Este recorrido no se ajusta al camino oficial del Sendero Garganta de la Pulga, aunque sí lo recorre en su mayor parte.

Dejamos el coche en: 36º35.860'N - 5º22.940'W
Tiempo incluidas las paradas: 6 horas 47 minutos.
Distancia: 14,2 kilómetros.
Dificultad: Media baja.

Podéis descargaros el track clicando en la siguiente imagen:

Dejamos el coche en una explanada existente al mismo borde de carretera sobre el kilómetro 50 de la nacional 373 tramo de Ubrique a Cortes de la Frontera.

Se trata de un recorrido bastante cómodo que discurrá por carriles o pistas en la mayor parte del recorrido.

Podremos observar grandes bloques aislados de arenisca que le darán un toque especial a este primer tramo.

Rápidamente empezaremos a tener vistas sobre el terreno cercano, el Hacho de Gaucín nos hará compañía casi todo el tiempo.

Al igual que el Puerto del Oso entre el cerro de mismo nombre y el de Las Buitreras. En un día claro también veremos claramente el Peñón de Gibraltar. 

Una nueva vista nos pone a tiro el Hacho de Gaucín, y los cerros Panderón, del Oso y Las Buitreras, a la izquierda y a medias el Pajarraquera.

A unos 750 metros de la salida el camino se bifurca, pillaremos el de la derecha, por el de la izquierda volveremos si todo sale según lo previsto.(WP CAMINO A DCHA)

Esta nueva vereda nos llevará directamente a la Casa del Santo. Abandonamos el camino y giramos a nuestra izquierda, este es un tramo de campo a través, durante bastante rato iremos paralelos a un cercado que iremos dejando a nuestra derecha.

El terreno se cierra y entramos en un bosque de alcornoques y quejigos bastante tupido, ideal para días calurosos. Estos lugares son poco transitados y gracias a ello ya hemos podido ver un águila ratonera en periodo de cría y un pequeño grupo de ciervos que salieron despavoridos al oir nuestras pisadas. También se dejó ver un solitario buitre negro.

Por un momento abandonamos el camino y nos acercamos a esta roca solitaria, no tiene ningún interés pero es una foto clásica, así que no seremos menos. (WP ROCA)

Abandonamos esta primera zona boscosa y pasamos a un terreno despoblado, afortunadamente sigue nublado y lo agradecemos.

Otra formación de arenisca que aparentemente parece alterada por la mano humana, un par de huecos que bien podrían ser bebederos.


Un pequeño llano nos lleva nuevamente entre los árboles.

Volvemos a salirnos un poco de la senda, esta vez a nuestra derecha, para contemplar un alcornoque de gran porte que permanece oculto entre el verde.

Impresionante el porte que tiene. (WP GRAN ALCORNOQUE).

Nuevamente se nos abre una pista abierta.

Otro impresionante ejemplar.

Por el camino cruzaremos varios arroyos estaciones que aún llevan agua, dando un plus de belleza al lugar. (WP ARROYO).

Caminamos por las inmediaciones de la Casa de la Huerta de la Pulga.

Nuevamente conectamos con una pista forestal que nos llevará directamente al puente del arroyo de la Pulga. (WP ENTRADA EN PISTA A DCHA).

Es una bajada contínua.

En algunos tramos es aconsejable atajar y ahorrarnos algunos metros. Llegamos a un tramo asfaltado, se trata de la carretera de El Colmenar a Cortes.

Este es el comienzo del sendero oficial, venimos haciéndolo al revés.

Antes de llegar al puente nos encontraremos con el pilar del Arroyo de la Pulga, en un magnífico estado de conservación. (WP PILAR DE LA GARGANTA DE LA PULGA)

Hemos llegado a nuestra primera meta volante. El arroyo porta poca cantidad de agua. Antes de llegar al puente y cortando el camino, un paso canadiense impide que el ganado pase por él.



Como véis aquí el agua va escasa.

Visto el puente volveremos por dónde vinimos pero sin abandonar la carretera de asfalto hasta este punto. Está marcado como WP SALIDA DE CARRETERA. A partir de aquí y durante un rato no tendremos ninguna vereda ni marca que nos indique el camino, el gps nos será de gran ayuda, hay que ir bajando por la empinada cuesta que nos encontraremos extremando el cuidado.

El track nos llevará nuevamente a conectar con otra pista. (WP PISTA).

Esta zona está bastante desploblada, sólamente algunos lentiscos y algún otro tipo de matorral bajo rompeará la monotonía de brezos, aulagas y jaras.

Por las inmediaciones debe haber alguna fuentecilla o emanación de agua, el terreno está enfangado lo cual y curiosamente me alegra, unas botas limpias no son dignas de un buen senderista. ;)

Mi compañera de caminos juguetona como pocas, se entretiene con una rana que ha visto en una pequeña charca a punto de secarse, como no se dé prisa en salir de ahí se quedará tiesa (la rana, claro).

Seguimos adelante, hemos entrado en las lindes del Parque Natural de Grazalema.

 En la lejanía veremos algunas fincas y una gran zona de bujeo.


Nos acercamos a la Casa Huerta Varea. (WP CORTIJO EN RUINAS 1),

Un nuevo arroyo estacional aunque en este caso parece que el flujo de agua puede ser contínuo. Mirad el color rojizo típico de las aguas ferruginosas.


Hemos llegado a la casa Huerta del Sauzal. ¡Aibá la releche! Acabo de darme cuenta que nos hemos saltado la Laguna de la Greera. Tendremos que improvisar.

El camino que llevamos nos conecta nuevamente con la carretera, a la altura de la finca la Chantanela en cuya misma puerta se encuentra un bonito pilar que ya veremos, pero nos vamos en busca de la laguna, pillamos en sentido contrario a dónde deberíamos ir, giramos a la izquierda. Por el asfalto iremos más rápidos. Aunque haremos algún kilómetro suplementario, nos da igual, a eso hemos venido, a andar.
Nuevamente a la vista un horizonte ya conocido.

Así aprovecharemos y veremos el comedor de aves que tiene instalado la Junta y que se encuentra en la parte alta de la laguna de la Greera. Un cartel viejo indica que en ese camino existe un mirador, supongo que sería uno antiguo, el mirador actual se encuentra a la vera de la carretera un poco más abajo, lo veremos al regreso. El viento nos trae un hedor a putrefacto, sin dudas estamos cerca del comedero.

Ese camino lleva directamente a la instalación, un cartel prohibe el paso por lo que dejando el cercado a nuestra izquierda caminaremos pegados a él. Llegaremos al segundo lugar que dará a este recorrido una dificultad media, una bajada muy pronunciada entre arbustos y monte bajo nos llevará directamente a la laguna.

Según la prestigiosa Malagapedia, Greera es un vocablo popular de Gaucín que define un deslizamiento de tierra que se produce como consecuencia de la acción de la lluvia. Y este parece ser el origen de esta bella laguna, que sólo recibe agua de lluvia que queda estancada en una oquedad provocada por un corrimiento de tierras. El sendero oficial finaliza aquí.

Muy bien protegida por la vegetación surge como un paraiso aislado en medio del cerrado bosque. Está repletita de agua, plantas y anfibios.


Rendida visita a la laguna y para evitar tener que subir por el dificultoso camino de llegada, salimos a la carretera. Esto nos permite ver desde lejos el comedero de aves carroñeras por cuya trasera hemos pasado hace poco.

También nos permite acercarnos al mirador dónde unos carteles informativos nos darán una buena idea de las aves que podremos ver. (WP MIRADOR DE AVES). A los lejos la sierra de los Pinos y sierra Blanquilla con su altura principal, el Martín Gil con sus 1395 metros nos cierran la vista.

Regresamos por la carretera a la finca La Chantanela en cuya puerta se encuentra el pilar fuente del Cigarrón.

Este pilón también está muy bien conservado y las aguas con alto contenido en hierro le dan un color "oxidado" que hacen un fuerte contraste con el verde de la hierba, lo que compone una bella estampa.



Retomamos la carretera y en algo menos de trescientos metros tendremos que abandonarla, girarenos a nuestra izquierda e iremos subiendo monte a través como mejor podamos, por la parte alta discurre la pista forestal que nos llevará al inicio del sendero. son apenas unos cuatrocientos metros de subida, pero la falta de una senda clara y el matorral existente con especial mención de un montón de aulagas pondrán el último toque de dificultad al recorrido.

Bueno, ya estamos en la pista, con la excusa de una foto tomamos un poco de aire, esto se acaba.

 El coche lo tenemos a algo menos de un kilómetro.

Volvemos a recrearnos con los caprichosos peñascos que bordean el camino.

Ya de regreso paro a borde de la carretera para tomar una imagen de Ubrique con su sierra al fondo. Esa falla será motivo de una de las salidas de la temporada que viene, que una vez hagamos los dos senderos que tengo previstos daremos por finalizada la temporada, ya hace demasiada calor.

Y ya sabéis, búscanos dónde haya un sendero, una montaña, un árbol, dónde un humilde musgo espere paciente el deshielo, búscanos dónde el buitre leonado se siente invencible o dónde la pequeña Langeii desparrame su perfume, búscanos y si nos encuentras, será un placer saludaros. 

2 comentarios:

  1. Un lugar con mucho encanto, que me gusta visitar cada vez que podemos, enhorabuena por vuestro reportaje, Saludos

    ResponderEliminar
  2. Carlos, gracias por tu visita. Veo que no paras, vayas máquinas de hacer kilómetros, enhorabuena y que no decaiga la cosa. Saludos.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita.