martes, 12 de diciembre de 2017

CRESTEO POR MONTECOCHE-CAMINO DEL RINCÓN (SIERRA DE MONTECOCHE)(LOS BARRIOS) 9 DIC 2017

Montecoche es una pequeña sierra perteneciente al término municipal de Los Barrios a orillas del Embalse de Charco Redondo y situada en una pequeña depresión rodeada por las Sierras de Momia, Blanquilla, Sequilla y Niño al oeste, Murta al noroeste y con salida al Mar Mediterráneo por el sudeste.

Este sendero es un compendio del carril cicloturista "Sierra de Montecoche", y el sendero Monte La Teja, unidos entre sí por un par de tramos de cortafuegos que lo convierten en circular.
Durante el recorrido podremos disfrutar entre bellos bosques de alcornoques y un gran pinar de repoblación, de unas magníficas vistas de los embalses de Charco Redondo, Barbate y Guadarranque, así como de la Bahía de Algeciras. También veremos algunos canutos en los que se encuentran casi todas las especies características de estos biotopos.

Distancia: 17 kilómetros (track limpio, como siempre).
Tiempo: 7 horas 18 minutos.
Dificultad: Moderado-fácil.
Dejamos el coche en: 36º17.069'N - 5º34.978'W

Podéis descargaros el track clicando en la siguiente imagen:
https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=21496112

El coche se queda justo en la entrada dónde comienza el carril cicloturístico. Podríamos ir algo más adentro y ahorrarnos unos 600 metros en cada sentido, pero casi no merece la pena.

Allí abajo vemos la garganta por dónde discurre el Río de Las Cañas, no confurdir con el Palmones que también se llama así, al menos ahora que hay un embalse de por medio.


Hasta aquí podríamos meter el coche, es el lugar dónde el camino se bifurca, nosotros giraremos a nuestra izquierda (flecha negra), debiendo regresar por la roja.

Aunque en este comienzo de sendero podemos ver muchos alcornoques, la tónica general será el pino piñonero de repoblación. Sus piñas son motivo de recolecta. Un nuevo giro a la izquierda. WP IZQ2.

En su momento, este tramo estaba balizado, pero se conservan pocos postes, seguimos en ligera subida haciendo un giro a la derecha. WP DCHA1.

Tras un nuevo giro a la derecha entramos en un cortafuegos, ya la pendiente empieza a acentuarse. WP DCHA14.

Y una primera angarilla dónde empieza el buen desnivel. WP ANG16.

La previsión del tiempo daba un día totalmente soleado para hoy, pero además de estar nublado una densa niebla empieza a hacer acto de presencia. No obstante, podemos ver a nuestra izquierda, Sierra Sequilla, la Laja de Valdespera en la loma de igual nobre, y algo más alejada y a su derecha, Sierra Blanquilla. WP VISTAS19.

¡Mecagontó, Brasero! Más rápido de lo esperado, la niebla se ha cerrado totalmente, hoy tocaba sendero de grandes panorámicas pero esto no tiene buena pinta. Aunque lo cierto es que esta temporada no estamos teniendo suerte con las vistas largas, siempre estamos encontrando niebla, sea en la sierra o sea a orilla del mar.

Llevamos rato siguiendo un murete de piedra que tiene su continuación en una alambrada cinegética, y que nos acompañarán durante todo el cresteo. Allí al fondo se intuye el Cerro del Sauce.

Nos sorprende la gran densidad de nuestra carnívora favorita, la atrapamoscas (Drosophyllum lusitanicum).

De vez en cuándo parece que la niebla abre un poco, vana ilusión.

Al otro lado del murete (vertiente norte) deberíamos ver el Pantano de Guadarranque, la Sierra del Aljibe, incluso la Serranía de Ronda, pero va a ser que no.

El alto de la Teja lo tenemos enfrente, de vez en cuándo un viento frío y molesto hace su presencia, no sabemos si ponermos en mangas cortas o echar mano del gorro de lana, va por momentos.

Parece que la niebla abre, esto nos anima y aprovechamos para sacarle la primera foto al Embalse de Charco Redondo. WP VISTA PANTANO32.

Como la niebla no nos deja ver casi nada, en vez de seguir a lo alto del cerro, lo rodeamos y vamos más protegidos (si hay que ir se va, pero ir "pa ná", pues no).

¡Cagontó, Brasero! Eso de que parecía que abría, duró dos minutos. Estamos llegando a una caseta para el retén forestal, allí también se ubica una antena de televisión.

¡Menudo pelete hace aquí! El viento aprieta y la sensación térmica se convierte en "des-térmica".

Así que dejamos un rato el cresteo y nos vamos al camino, que está bien resguardado.

Pero llegamos al vértice geodésico "Montecoche" (563 mts) y toca la foto de rigor, nos quedamos como pajaritos en apenas 30 segundos. WP VÉRTICE GEOD.

Hemos retomado el cresteo, entre otras cosas porque no hay alternativa, allí una angarilla que suponemos es el inicio del descenso. WP ANG48.

Una afloración pétrea se cruza en el camino, nos asalta la duda si sobrepasarla por la izquierda o por la derecha, así que ni uno ni uno, echamos por el centro. El viento sigue haciendo de las suyas.

Desde aquí el paso se ve mucho más claro, una vez pasado, claro. Han clareado los pinos hace poco, dejando todos los restos de poda en medio de lo que se supone es el camino, así que ralentizamos el paso y pasamos con mucho cuidado, buscando lo más cómodo.

Por allí abajo parece algo más claro, incluso podemos adivinar la Sierra del Bujeo (visitada en febrero de 2014) y la del Niño (visitada en abril 2016).

Y hasta el Peñón de Gibraltar parece tomar protagonismo.


Empezamos el tránsito por el larguísimo cortafuegos. Por aquí encontraremos un poco de dificultad para avanzar en algunos tramos, todos los restos de poda y clareo han sido dejados ocupando todo el ancho del mismo y tendremos que ir sorteando ramas como buenamente podamos. WP DESVIO70.

Esos rayos de luz entrando por las nubes me encantan y no puedo parar de fotografiarlos.

Aunque parece que el cortafuegos se acaba aquí, no es cierto, giraremos a la derecha y luego a la izquierda, se trata de sortear un gran cortado existente en el lugar, el cortafuegos continúa hasta conectar con el Camino del Rincón. WP VISTAS70.

Ahí tenemos el camino, parece que no existe mucho desnivel, pero creedme cuándo os digo que estamos mucho más alto de lo que parece y el camino está aún lejos.

Desde abajo no parece tanto, pero desde la parte alta de esta cuesta que vemos existe casi cien metros de desnivel. WP BAJADA92. INCORPORACIÓN CAMINO.

A partir de aquí y hasta el coche, tenemos unos ocho kilómetros de aburrido camino, sólo alterado por las buenas vistas (la niebla abrió bastante), el acercamiento a un mirador, un par de cuevas muy interesantes y el encuentro inesperado con un rincón del que nadie habló nunca, así que primicia para mis lectores.


A nuestra derecha nos encontramos la conocida como Fuente La Fría.

Como bien es sabido, por esta zona abundas la cuevas y covachas, por el camino encontramos dos de ellas más que interesantes, de las que ya hablaré otro día. Para llegar a esta hay que pagar el peaje de infinidad de pinchazos con aulagas y otras plantas "pinchudas" y luego subir que no es cuestión baladí.

Y esta a cielo abierto con un gran arco pórtico.

Allí enfrente vemos el Mirador de La Lata. Las zonas marcadas son los puntos de mejores vistas, ojo con la zona de la derecha, si caemos por allí, no lo contamos, son muchos metros de altura.

Pero antes del mirador, llegamos a un rincón encantador y no conozco que haya sido documentado. Se trata del lugar dónde se unen el Arroyo de Juan Pérez con el Arroyo del Cebrillo, en tiempos de lluvia aquí se tiene que formar una bonita cascada, con este sequía no hay nada, pero escuchamos el rumor del agua y me acerco a esa parte oscura. WP CASCADA.

Es una pequeña cueva con una poza más elevada que el piso principal por la que cae abundante agua, es una lluvia bajo techo y el agua sale helada.

Justo enfrente encontramos dos gruesos tubos que permiten el paso del agua al otro lado del camino y sirven de protección contra la erosión de la correntía, que en tiempos propicios se presume abundante. Y como no podía ser de otra forma y aprovechando el casi nulo caudal, damos una inspección para ver la posibilidad de progresar por la otra parte de la garganta, pero no fue posible.

Hemos llegado al Mirador del Tajo de La Lata. Las mismas vistas pero desde un ángulo diferente. WP MIRADOR LA LATA.

Por su parte interior tenemos una impresionante vista al tajo y Loma de Enmedio. Mucho cuidado al asomarse por aquí, sería una caída vertical dedfr muchísimos metros de altura.

Por encima de la Loma de Enmedio, vemos parte del cortafuegos recientemente pasado.


Allí enfrente algunas covachas más.

Seguimos el camino y de nuevo una mirada atrás para ver de dónde venimos. WP VISTAS127.

Hemos llegado a las inmediaciones del Monte Mojea Luenga.

Las nubes empiezan a tomar color de agua, pero la niebla casi ha desaparecido, esto nos permite ver la Sierra del Bujeo, Luna y la del Niño, todas más allá del pantano. Y en primera línea del pantano la Majada de las Llanadas y Carrahola (visitada en noviembre de 2016).

Llegamos al Mirador del Mojea Luenga. Esto de mojea parece una contracción andaluza de la palabra "moheda" que significa "monte alto con jarales y maleza". Al frente la Sierra del Niño y la Cruz del Romero (visitado en abril de 2016) en otro día de inolvidable niebla y por delante, las lajas de la Vegueta y la del Pinalejo. WP MIRADOR MOJEA.

Y ala derecha, la Sierra Blanquilla , el Puerto del Hombre, y las Lajas de Valdespera y España.

La nota de color la pone un madroño en el que vemos, tanto flores, como madronos verdes y madroños ya maduros que por cierto estaban exquisitos.

Hacía tiempo que la susurradora de gatos estaba tranquila, pero ahora lo intenta con un simpático burrito que pasa olímpicamente del soborno con verde hierba.

Y nuevamente los rayos de luz.

Entramos en la zona del Monte de La Teja, al sendero le queda poco.

Y más embalse, allí abajo vemos la Casa de la Huerta de la Herrera y la Venta de la Polvorilla al lado de la autovía.

Fuera del camino vemos una coscoja de repoblación y una piedra con una inscripción "María 1-9-16" ¿Una fecha de nacimiento?.

Algo más adelante y también fuera del camino, una piedra con una placa conmemorativa en la que figura la siguiente leyenda: IV Jornadas culturales andaluzas 2017"  "Creciendo con tu árbol" "Plantación con las familias de niños nacidos durante 2016". Queda todo claro. WP PLACA.

Hemos llegado a la Casa de la Teja, abierta y con sillas y un banco que parecen invitar al descanso, no sé si trata de una propiedad privada así que no entramos. WP CASA LA TEJA.

Y a nuestra derecha, la Fuente de la Teja. WP FUENTE LA TEJA.


Allí estuvimos hablando con un señor que nos explicó algunas cosillas de la zona, en la que lleva toda su vida viviendo y conoce al dedillo y viendo nuestro interés por la fuente nos indicó, que allí enfrente, marcando hacia dónde la foto, se ubica un lugar conocido como Boquete del Cabrero, en el que existen dos fuentes, una enfrente de otra y tienen la particularidad de que por una de ellas, el agua sale fría y por la otra caliente. Tenemos que ir a comprobar el dato que parece más que interesante.

Como dijimos al principio, estamos en un monte repoblado con pino piñonero y que rentabiliza la recogida de piñas y estamos en la época, aquí coincidimos con algunos recolectores que fuimos viendo por el camino, habían terminado la jornada y fumaban tranquilamente mientras descargaban los sacos de piñas. Y campana y se acabó.

Y ya sabéis, búscanos dónde haya un sendero, una montaña, un árbol, dónde un humilde musgo espere paciente el deshielo, búscanos dónde el buitre leonado se siente invencible o dónde la pequeña Langeii desparrame su perfume, búscanos y si nos encuentras, será un placer saludaros.